Santiago del Estero
nubes dispersas
14°C

martes 18 junio, 2024 | 5:18

REFLEXIONES DEL INICIO DEL ESPACIO TRANSDISCIPLINARMENTE DE LA UCSE RAFAELA

15 diciembre, 2023

7

Superar la producción de conocimiento anclada en lo tradicional para comprender integradamente nuestra realidad y el mundo, necesita intentar disolver las limitaciones y delimitaciones del pensamiento único, puramente disciplinar. Esta mirada en la que hemos forjado nuestra identidad “de saberes” ha constituido y constituye muchas veces en nuestras conciencias, formas de ver estancas, unilaterales y fragmentadas. Así fue forjándose un tiempo de reflexión institucional, y la necesidad de animar la creación de un espacio al que llamamos: Transdiciplinarmente.

“Una forma de fomento e integración de saberes, valores culturales y conocimientos, que atravesando fronteras disciplinares, e institucionales, facilite el abordaje de realidades complejas.”

Una propuesta innovadora que busca generar un espacio de expresión y diálogo transdisciplinar abierto, propiciando un ambiente enriquecedor para el abordaje analítico de problemáticas comunes, la generación de procesos de investigación, la creación de nuevos productos institucionales UCSE-DAR con referencia territorial y los que el mismo espacio proponga durante su desarrollo.

Para poder aproximar y aproximarnos a esa transversalidad disciplinar, propusimos, como actividad inicial, colocar en diálogo y escucha activa a otras voces, a otros actores sociales extrainstitucionales, a otras experiencias y recorridos de vida. Como ideas disparadoras para captar la riqueza del sentir y el sentido de lo complejo en lo que aconteció a nuestro alrededor comunitario se invitó a pensar acerca de la tensión entre vocación y éxito.

Un punto de partida: la unidad de experiencia y reflexión.

La apertura del espacio institucional Transdisciplinarmente, nos invitó a evocar una vieja experiencia de la humanidad que es la existencia de una gran unidad entre la experiencia y la reflexión que el ser humano hace de esa experiencia. A pesar de que en el siglo XX por un lado se hiper- valoró la experiencia con un desprecio de la teoría y por otro lado a la inversa, una hiper- valorización de la teoría y de la formación académica y de las titulaciones, con una pobre referencia a las experiencias. Sin embargo, el ser humano es las dos cosas de manera muy fuerte. Al físico Maxwell, y el psicólogo Kurt Lewin, se les adjudica de una manera independiente, la formulación de la idea: “No hay nada más práctico que una buena teoría”. Esto marcó y marca toda la historia de la humanidad.

Acerca de la vocación y el éxito.

De las dos palabras elegidas en tensión para reflexionar, una de ellas, fue denostada hacia finales del siglo XX: la vocación (llevada al llamado hacia el mundo de lo religioso) y la otra altísimamente cuestionada en el siglo XXI: el éxito. Esta última generadora de miedo, si pensamos que si bien ser exitoso no es fácil, menos aún lo es mantenerse exitoso, porque lo pensamos cuando estamos en la cima de un lugar donde somos reconocidos. Pero con el correr de los años nos gana el olvido.

El gusto por lo hecho, los desafíos de la complejidad y “la esfera del entre”.

Los invitados Norma Bessone, Virginia Tessio, Rodolfo Enrico, Hans Gerd Wiesner, junto a Rubén Elz como moderador del primer encuentro Transdisciplinar UCSE, compartieron el gusto que tienen por lo que hacen e hicieron. La alegría de haber transitado el camino que eligieron transitar. Nos contaron que para todas sus experiencias tuvieron que unir: la vida cotidiana con los posibilitantes que existieron (lo que se tenía, un estudio, un sueño, una carrera…). Expresaron lo que tenían, como: “…el encuentro de lo urbano y el campo…”; “el desafío del sufriente…”, en fin, distintas cuestiones.

El filósofo Edgar Morin recogió lo mejor del mundo que le tocó vivir y sus sufrimientos, con la academia, y continúa planteando que todavía no hemos podido reconocer que hay un desafío que excede todos nuestros límites que es: “la complejidad”. En el rescate de cada experiencia y decires recogidos durante del desarrollo del encuentro, apareció espontáneamente el sentido de lo complejo en expresiones tales como:

“…una vocación es un éxito”;

“es haber recibido algo de Mario… (un otro)”;

“es haber reunido letras y periodismo en la “palabra…”;

“es servicio en un sentido altamente dirigido al hacer…”.

Aparecieron en cada experiencia las palabras y frases: “búsqueda, viaje, encontrar lo abandonado, atender y entender a otros…”

Emergieron los desafíos frente a las pérdidas; una visión de vida y algo muy fuerte que explícitamente se nombró como “la opresión del laburante” que permitió elegir un camino que es el de la libertad y por el libre albedrío…

Ninguno de los relatos estuvo “sin el otro”. Esos “otros” como nuestra familia, como los nuestros. Martin Buber      un viejo pensador escribió: “lo más importante del ser humano es que pueda transitar entre el Yo y el Tú”. A ese tránsito de encuentro este autor lo llamó: “la esfera del entre”. Esto se rompe cuando nos encontramos diciendo “ello”; “porque dicen”; “cuando decimos…”; “porque aquellos son los que…”. Desde otro lugar se plantea que estamos en un mundo lleno de emociones, pero todavía nos cuesta mostrarlas.

Pensar transdisciplinarmente…

Si hay algo que nos atraviesa hoy es la incertidumbre. Que no es no saber lo que voy a hacer, sino saber que no tengo toda la certeza…pero quiero caminar, y que la vieja literatura del siglo XI antes de Cristo nos lo mostró con la vuelta a Ítaka de Ulises que tenía que caminar sobre el justo medio, porque tenía que ir haciendo un camino que no sabía.

La complejidad con la que nos encontramos hoy, y este pensar transdisciplinarmente (que significa también pensar desde lugares distintos) tiene una definición que para E. Morin lo complejo no es lo complicado (porque lo complicado es lo enredado, lo que no se puede decir), sino es descubrir que algo acontece, pero no lo podemos abarcar.

Nuevamente reflexionando a partir de las experiencias: No podemos abarcar todo el sufrimiento, pero sí este o aquel. No podemos abarcar todo lo urbano y lo rural, pero sí lo urbano y lo rural de la organización o institución en la que trabajo…Podemos decir que acontece la palabra, que acontece el otro, en una condición que no estamos acostumbrados a mirar.

En la complejidad es que acontecen dos elementos: lo enorme (que no puedo abarcar) y lo desbordante. Porque las normas, los principios, los procesos educativos que hemos vivido  nos sirven como disparadores pero nos quedan pequeños para poder afrontar la complejidad de este mundo en el que vivimos y por eso necesitamos de la experiencia y de la academia; del ser y del hacer; del conocer y del intuir; del asegurarme y tener la incertidumbre; de la libertad que nunca termina de ser sino que al decir de E. Morin la libertad se va moviendo en zigzag entre posibilitantes y condicionantes…, esto es lo propio de la condición humana.

Próximos pasos…

De este modo “Transdisciplinarmente” nos proyecta durante el 2024 hacia un trabajo “horizontal y vertical”, en donde lo interdisciplinar no es intercambiable con lo transdisciplinar. Y a partir de esta valiosa experiencia, han quedado esbozados los objetivos futuros.

Fomentar y promover la interacción y el intercambio de ideas en diálogo abierto, entre profesionales de diferentes disciplinas (como actores sociales) acerca de problemáticas-fenómenos que modelan el presente de nuestro contexto próximo en perspectiva de aportes creativos e innovadores. será la columna del próximo evento.

Potenciar y resignificar el rol de actor social del profesional, en campos de incumbencia de su disciplina, propiciando el valor singular de la participación intentando abrir y despolarizar las miradas disciplinariamente intransigentes.

Etiquetas

Leer más noticias

Search